Home / Diseño Web / Las tiendas online y el servicio al cliente

Las tiendas online y el servicio al cliente

El concepto tradicional de servicio al cliente que siempre ha funcionado en las tiendas tradicionales también cuenta con una traducción en los comercios y tiendas online.
Si entiendes esta idea en un sentido amplio, el servicio al cliente tiene que ver con todas aquellas facilidades que un establecimiento físico o virtual, ofrece a sus clientes para hacer que el proceso de compra de cualquier producto o servicio sea lo más fácil y simple posible.
Es la mejor forma de ganar la confianza de los consumidores.

Cuanto tratamos este tema relacionado con las tiendas online, el concepto de confianza cobra aún más sentido que en los comercios tradicionales.
Debes tener en cuenta que en la red, el usuario que está a punto de realizar una compra online puede tener muchas dudas con el proceso, tanto con la forma de pago, el método de envío o la política de devolución.
En este sentido el servicio al cliente es fundamental para que el usuario pueda tener la confianza necesaria a la hora de adquirir ese producto o servicio.

tiendas online

Uno de los aspectos más importantes es la información que se le ofrece al cliente potencial sobre un determinado producto.
En las tiendas tradicionales el consumidor tiene la posibilidad de tocar, oler o sentir las propiedades y características de un determinado producto.
En las tiendas online hay que conseguir que estas acciones sean lo más parecidas posibles a las realizadas en una tienda a pie de calle.

La forma de pago es uno de los momentos más delicados a la hora de cerrar la venta online porque existe siempre la incertidumbre en el usuario de las tiendas online del proceso de pago, la falta de privacidad a la hora de dar los datos de una tarjeta de crédito o los datos bancarios.
Es fundamental que se garantice la seguridad de todas las operaciones de pago que se vayan a llevar a cabo en el proceso de compra.

También es importante que quede claro todo lo relacionado con las devoluciones y el cliente tiene que estar seguro que se cumple la ley de compras online con la posibilidad de devolución del producto en un plazo de siete días desde la recepción sin tener por ello ningún tipo de gasto ni tener que justificar de ninguna manera el motivo de la devolución.

Los plazos de entrega del producto también deben quedar bien explicados así como el coste añadido que supone el envío.
Hay que facilitar en todo lo posible los datos de la agencia de transporte encargada de entregar el pedido, un número de referencia que pueda ser consultado así como un teléfono donde el cliente pueda llamar para realizar la consulta sobre la entrega.

Compruebe También

Qué hacer cuando Google te ha penalizado?

El mayor problema al que se puede enfrentar una empresa que gestiona un negocio online …